PASADO INCIERTO VS FUTURO IMPERFECTO

Compartir:

Después de casi dos meses, regreso a la sede de Albores para preparar la vuelta a la actividad presencial, dentro de lo que han denominado la «nueva normalidad». ¡Qué sensación! Todo lo que nos habían enseñado desde pequeños, resulta que ahora se convierte en una incertidumbre provista de medidas nunca antes vistas. Donde el compartir  un abrazo, un beso, un dar la mano, un acompañar al lado, etc., eran valores y actitudes necesarias para regularnos y poder establecer vínculos. Ahora, me veo desenvolviendo mamparas de metraquilato, haciendo marcas de 2 metros de distancia dentro de un servicio que se basa en la cercanía y la proximidad, un servicio en el que  recoger un llanto o una rabia a través del abrazo o el contacto es una herramienta poderosísima. Y sí, la primacía de la salud sobre todo lo demás nos hace conscientes del valor de ese pasado maravilloso, que nos hace hoy mejores personas, pero que sin embargo nos obliga a ser imperfectos en los días venideros. Pues, temporalmente no podremos cumplir con nuestros deseos más profundos para establecer relaciones personales. Contendremos nuestros impulsos ante la necesidad de abrazar a un niño que sufre, lo miraremos y ahí, en la mirada, recogeremos todo el lenguaje emocional y corporal, y reinventaremos herramientas que simbolicen los abrazos y besos. Así, la incertidumbre de ayer y de hoy se ha convertido en nuestra compañera de viaje, lo que hace muy difícil que construyamos un futuro perfecto o previsible. Ahora toca pensar en qué hacer con lo que tenemos y cómo hacer para que lo imperfecto sea una herramienta de trabajo.

Seguimos resistiendo. Seguimos luchando. Juntos venceremos.

Rafael Llor, director general Albores de Murcia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.