Actividades para trabajar la regulación emocional en el Centro de Día de la Asociación Albores

Compartir:

Proyecto CySNE y Proyecto Vincula cuentan con un área educativo-terapéutica, un espacio en el que los profesionales de diferentes especialidades (psicología, educación social, trabajo social, psiquiatría, pedagogía monitores de ocio y tiempo libre) crean espacios para fomentar la conservación del medio ambiente y desarrollar una conciencia de pertenencia a un entorno natural, entre otras actividades, para la intervención y el tratamiento de experiencias traumáticas o adversas sufridas. Estas actividades favorecen el autoreconocimiento y la utilidad personal para con los demás y con el contexto y el entorno natural, por lo que desde Albores se aplica esta metodología en la intervención con jóvenes que han sufrido alguna experiencia traumática.

Implementar actividades útiles y divertidas para los jóvenes ayuda a mejorar su autoestima y su capacidad transformadora del contexto. Una de las actividades que han propuesto  los educadores y monitores de ocio y tiempo libre esta semana es la de recuperar el estanque del centro. Así, hemos podido inaugurar nuestro estanque e incorporar al grupo de convivencia nuestros nuevos amigos: los peces.

El proceso de tratamiento de experiencias traumáticas no resueltas requiere del uso de herramientas de trabajo que active su capacidad de regulación emocional y puedan vivir nuevas experiencias que transformen la percepción sobre uno mismo y aumente su capacidad de resiliencia. Desde el área educativo-terapéutica el equipo multidisciplinar trabaja con los jóvenes para reparar el daño sufrido por estas experiencias y que los chicos y chicas recuperen así la normalidad en su vida diaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *