Recursos para la prevención y actuación ante situaciones de bullying

Compartir:

Cada año aumentan los casos de bullying en todo el mundo

Un reciente estudio realizado por la ONG internacional Bullying Sin Fronteras revela que entre marzo de 2020 y marzo de 2021 se han detectado 11.229 casos de bullying en centros educativos españoles. Se trata de una realidad que va en aumento y que encuentra en la prevención y detección la forma de frenar este incremento de casos. Asimismo, otro estudio realizado por esta organización junto con la británica Beat Bullying desvela datos estremecedores: hasta 24 millones de niños y jóvenes al año son víctimas de acoso y maltrato por bullying en la Unión Europea, siendo los países con una mayor incidencia de casos de acoso escolar Reino Unido, seguido por Rusia, Irlanda, España y Finlandia.

Tipos de Bullying o acoso escolar

El acoso escolar o bullying (sobre el que ya hablamos en otro post) se puede producir de diferentes formas:

  • Bullying físico. Se produce cuando hay agresiones físicas de los agresores a la víctima.
  • Bullying psicológico. Puede ser más difícil de detectar. A través de este tipo de acoso, los agresores intimidan, amenazan, manipulan o chantajean a la víctima produciendo consecuencias para la autoestima y la vida social y diaria de la víctima, tanto en el contexto escolar como en el social y familiar.
  • Bullying verbal. En este caso se lanzan rumores, se hacen bromas de mal gusto, los agresores utilizan apodos con intención de herir o reírse de la víctima… Todo ello con una intención de insultar y agredir a la víctima pero sin que exista de por medio una violencia física.
  • Bullying social. Los agresores intentan aislar o marginar a la víctima del resto del grupo.
  • Ciberbullying. Este es un tipo de acoso originado por el uso de las nuevas tecnologías. Se produce cuando el agresor amenaza o intimida a la víctima a través de Internet, redes sociales, videojuegos o móviles.

Los profesionales especializados en el tratamiento e intervención con menores que sufren acoso escolar y las diferentes organizaciones dedicadas a la lucha contra el Bullying están de acuerdo en que la prevención, la detección de casos y la puesta en marcha de mecanismos para evitar este tipo de situaciones en el entorno escolar son fundamentales para terminar con esta lacra social. La educación desde el entorno familiar y en el ámbito educativo, así como la intervención ante casos de acoso escolar son imprescindibles para concienciar y sensibilizar a los menores, familias y profesionales que trabajen con infancia y juventud para luchar contra el acoso escolar y ponerle freno.

Recursos para la prevención y detección de casos de Bullying

Por ello, compartimos con vosotros/as estas dos Guías: una Guía para la Comunidad Educativa de prevención y apoyo a las víctimas de violencia escolar y una Guía para prevenir el acoso escolar. La primera, elaborada en el marco del Plan Estratégico de Convivencia Escolar del Ministerio de Educación, está dirigida a profesionales de la enseñanza y cualquier otra persona interesada en conocer más profundamente esta realidad para actuar contra ella. Desde este recurso se ofrecen también actuaciones y actividades para trabajar el acoso escolar en el aula.

Por otro lado, la Guía para prevenir el acoso escolar, elaborada por UNICEF, está dirigida a padres y madres que tengan hijos en edad escolar con el fin de que sean capaces de prevenir una situación de acoso o detectar si se está produciendo. En ella se explica qué es el acoso escolar, quiénes intervienen en una situación de bullying, las señales que pueden ayudar a detectar una situación de acoso y se ofrecen pautas y recomendaciones sobre cómo actuar si un adulto o familiar conoce que una situación de acoso escolar está teniendo lugar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *