La importancia del acogimiento.

Compartir:

En una conversación, mientras contemplábamos el paisaje en el horizonte, tras un largo proceso de intervención, un joven de 27 años me dice:

«A los con 11 años fui acogido, para mi fue una oportunidad para tener una vida, para volver a ser un niño. Ingresé en un centro de protección a los 7 años, lo recuerdo como un momento de mucha incertidumbre, de tránsito, nunca lo sentí como una familia (¡éramos 23!) aunque nos trataban muy bien, era la mejor manera de recordarme que los que vivíamos allí estábamos -jodidos- y teníamos que apoyarnos; pero, no lo recuerdo como un periodo triste, más bien como un puente que al cruzarlo descubro un mundo de posibilidades, lo triste es que no todos tenemos la misma oportunidad de ser acogidos. Y aunque el río sigue pasando, y alguna vez me arrastra (que por eso pedí la ayuda), el hecho de haber tenido una referencia estable desde los 11 años, ha servido para poder comprender mucho sobre mi historia y poder mirarla de frente, aunque a veces duela».

¡¡Qué importante el ACOGIMIENTO!! La cantidad de heridas que podrían ser reparadas con medidas de protección de este tipo, en entornos familiares bientratante y realistas, con apoyos externos como VINCULA que acompañe a estas familias durante todo el proceso de acogimiento y servir como punto de referencia especializada en el tratamiento de experiencias traumatizantes. #traumaterapia #acogimientofamiliar #proyectovincula #acompañamientoeducativo #adopcion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.